Cefihgu
Centro de la Fotografía y la Imagen Histórica de Guadalajara

Marcelino Roa Martínez

Marcelino Roa Martínez nace en Guadalajara el 13 de agosto de 1934. Único hijo del matrimonio compuesto por Marcelino Roa Leona y Cecilia Martínez Merino. Adquiere sus primeros conocimientos en el colegio Rufino Blanco, después se matriculará en la Escuela Elemental donde aprenderá los secretos de la carpintería; estos conocimientos le permitirán incorporarse al mundo laboral. Así, sin haber cumplido 15 años, pasará a formar parte en la plantilla de la empresa carrocera “Industrias Plaza”.

En 1952 ingresa de forma voluntaria en el Ejército para cumplir con el servicio militar obligatorio Alcalá de Henares (Aviación), allí permanecerá dieciocho meses, agregado a transmisiones y bajo las órdenes del capitán Gómez, oficial encargado del servicio de fotografía, Marcelino aprenderá el oficio y los secretos del laboratorio, pero sobre todo se despierta en él el interés hacia la fotografía.

Terminado el servicio militar se incorpora a su trabajo en los talleres Plaza donde realiza reportajes fotográfico del proceso de fabricación de los vehículos. Estas instantáneas engrosarán los catálogos y memorias de la empresa y adornarán las dependencias administrativas y despachos de Plaza. En 1959 contrae matrimonio con Claudia de Lucas Andrés y tendrán dos hijas: Yolanda y Evangelina, estas tres mujeres serán su apoyo e incentivo para abordar nuevos retos. Para entonces la fotografía se ha arraigado de forma sólida en la vida de Marcelino.

Marcelino RoaEn 1962 entra como socio fundador en la Agrupación Fotográfica de “Educación y Descanso” de Guadalajara a instancias de su amigo Félix Ortego, quien por entonces ostentaba la presidencia. En aquellos años Félix organiza, con otros miembros de la agrupación, excursiones por los pueblos de la provincia con el fin de realizar reportajes fotográficos. Este grupo formado por ROA, Jesús Molina, Santiago Bernal, Mariano Castel, Antonio Márquez, José Pérez Marzo y el propio Félix Ortego- al que luego, entre otros, se sumarán José Luis Meléndez y Julián de las Heras- captará con sus objetivos la realidad cambiante de la Guadalajara rural: los estertores de la agricultura tradicional, el éxodo hacia la capital y los centros industriales del país o las últimas manifestaciones de la cultura tradicional. Estas instantáneas se convertirán en la principal aportación que realizarán los socios de la Agrupación de “Educación y Descanso” a los certámenes y concursos organizados por esta institución en Guadalajara y en otras ciudades españolas.

En 1964, Marcelino ROA solicita y obtiene del Gobierno Civil la licencia de “Fotógrafo Ambulante” para poder trabajar como tal en los pueblos de la provincia de Guadalajara. Con dicha autorización podrá realizar retratos en la calle, reportajes de boda, comuniones, fiestas, verbenas, etc… Ese mismo año presentará, sin éxito, solicitud para obtener el “Carnet de Fotógrafo Profesional”. En 1967 el Ayuntamiento de la capital le concede autorización para ejercer esa actividad dentro de su término municipal y en 1969, por fin, el Sindicato Nacional le expide el “Carnet de Empresa con Responsabilidad” para ejercer la profesión de fotógrafo industrial. En 1970 adquiere la maquinaría e instrumental necesario para renovar su equipo y laboratorio fotográfico e instala su negocio en la Colonia Pedro San Vázquez. En 1982 Marcelino ROA trabajaba como celador en la residencia Sanitaria de la calle División Azul, en esa fecha se produce el traslado al nuevo Hospital General y comienza para él una nueva etapa: la de “Fotógrafo en Atención Especializada”. Categoría que le sería reconocida en 1990 por el Ministerio de Sanidad y Consumo. En el Hospital General realizará instantáneas durante las intervenciones quirúrgicas, autopsias, consultas, etc. convirtiéndose su objetivo en testigo de la evolución y en prueba médica de muchos diagnósticos.

En 1999 alcanza la jubilación aunque no por ello abandona su pasión por la fotografía, pues siempre se le ve con su cámara al hombro para captar las transformaciones que se están produciendo en la cambiante Guadalajara de principios del siglo XXI.

La Diputación Provincial de Guadalajara por medio del CEFIHGU publicó en 2005 el libro Marcelino Roa. Fotografías de Guadalajara, 1955-2005