primera reacciónEste emotivo artículo, publicado en el número de ‘Flores y Abejas’ de 21 de noviembre de 1897, lo firmó un entusiasmado Joséf Rutsale.

Leave a Reply

Cerrar menú